¿Cardio para perder grasa? otra leyenda urbana

73c379_624c3081c2d541b1b517bcdcfa1051c4

Por Laura Centeno, HeadCoach & Personal Trainer FitWellNow

Normalmente las personas que buscan perder grasa realizan todo su entrenamiento con ejercicio cardiovascular de media intensidad ya que se pierde mayor porcentaje de grasa durante el lapso de tiempo que dura el ejercicio.

Lo que muchos no saben es que después de haber realizado ejercicio y el cuerpo vuelve a la calma, el metabolismo regresa a su estado habitual que generalmente es más lento y aún más si brincamos comidas o meriendas con el afan de “perder peso”.

Lo que sucede con las personas que realizan otras actividades que involucran fuerza como entrenamiento con pesas o ejercicios funcionales, es que sus músculos crecen. Cuando el músculo crece, el metabolismo se acelera por lo cual estando en estado de reposo el cuerpo continúa quemando más calorías a que si realizara solo cardio. La grasa únicamente se almacena, en cambio el músculo se utiliza de forma constante para movernos y mantenernos vivos.

Muchos nos hemos asustado al subirnos en la báscula y darmos cuenta de que no hemos perdido peso, en algunos casos se aumenta un poquito y decidimos que fue una mala idea empezar a entrenar más fuerza sin darle tiempo al cuerpo de ajustarse al cambio.

¿A qué le vamos a dar prioridad, a los kilos de la báscula o a la medición de pliegues con caliper o sistemas que determinan la composición corporal?. Es mucho mejor una medición que vaya más allá de los kilos, ya que la grasa es mucho más voluminosa que el músculo, por lo tanto no es lo mismo pesar 60 kilos con una composición muscular alta que los mismos 60 kilos con grasa en una persona de la misma altura (la imagen lo dice todo).

Perdamos el miedo al entrenamiento con fuerza, si lo que buscamos es una verdadera tonificación, con resultados de largo plazo sin efecto rebote y con la ventaja de comer un poquito más y mejor, lo ideal es combinar ejercicio cardio con fuerza y hacer modificaciones periódicas para que el cuerpo no se acostumbre. Yo lo hice y hace un tiempo pesar 55 kilos era sinónimo de cachetes y ropa que con costos me cerraban los botones, ahora esos 55 kilos lograron convertirse en músculo y la ropa me queda mucho mejor.

Eso sí, no podemos esperar milagros, porque este proceso toma meses para ver los cambios, pero le garantizo que no se va a arrepentir. Pruebelo y cuénteme cómo le va en unos 4 o 6 meses. No olvidemos cambiar la alimentación y  dejar todo aquello que ya sabemos  no es bueno para la salud (excesos de carbohidratos, grasas, azucares, sodio y alcohol). ¡Muchos éxitos!

lau@fitwellnow.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s