NO más procrastinar

    • Tomemos las riendas de la vida, tomemos decisiones, y no esperemos, ni atrasemos las tareas que tenemos que hacer.Laura escribiendoEsta foto me la tomé porque al dar prioridad a otras cosas, procrastiné mi tiempo para escribir y eso no va a suceder más, lo prometo.

      Laura Centeno, Head Coach & Personal Trainer fitwellnow.com lau@fitwellnow.com 

      Los últimos meses del año, escucho y veo a tanta gente con tantos propósitos de vida, profesionales, académicos, personales, familiares, de salud y demás para ENERO.

      ¿Por qué todo en enero?, ¿Por qué no empezamos ya?, ¿qué nos impide a esperar?, ¿qué nos detiene a tomar decisiones?, ¿qué actividades que no son tan placenteras nos están demorando?.

      Procrastinar o postergar las acciones y tomar decisiones es un síndrome en donde evadimos la responsabilidad por temor al fracaso, porque es una tarea pesada y nos da pereza o porque no estamos seguros de tomar una decisión correcta.

      Sería bueno que hagamos un análisis de consciencia para comprender las razones de lo que nos está obstruyendo y atrasando nuestras metas y arrollarnos las mangas para hacer que las cosas sucedan. Cuando terminamos, se respira alegría, alivio, paz y eso no tiene precio. Cambiamos el chip de atrasar la vida y empezar a vivirla, con sus riesgos, triunfos y fracasos, pero al menos sin el estrés, la ansiedad y el peso sobre nuestras espaldas de todo lo que tenemos que hacer y sigue en la lista de pendientes.

      ¿Qué hago para NO PROCRASTINAR?:

      1. Identificá las tareas: Esas que son complejas, aburridas o agotadoras para hacerlas en el momento del día en donde estés con un alto nivel de productividad o trata de sacarlas de primero para que ya tengas la paz de no tener que gastar energía en pensar que siguen pendientes y dedicarte a lo que te gusta hacer.
      2. Decidí: Revisá cuáles decisiones importantes no has tomado y que esos problemas siguen sin resolver, hasta que decidas tomar un camino. Decidir a veces es un reto difícil, así que con el simple hecho de elegir un camino (el que sea) ya te va a liberar de estrés. Puedes equivocarte o no pero es mejor mantenerse en movimiento que atrapado en un mar de dudas sin poder avanzar.
      3. Priorizá: Si el pretexto es “No tengo tiempo”, revisa tus prioridades y dales el valor que se merecen. Trata de no dejarte en el último lugar de la lista. No pospongas los exámenes médicos anuales, ni hacer ejercicio o tener alimentación saludable. No se trata de ser egocéntrico sino que merecemos cuidar de nosotros mismos para tener la capacidad de ayudar a otros.
      4. Organizá el tiempo: Si haces las tareas a última hora, es una práctica muy común pero uno podría ser mucho más exitoso si se toma más tiempo para hacer mejor las cosas. Las carreras de esperar al último minuto sacrifican la calidad de tu trabajo con altas posibilidades de cometer errores y desde luego eso genera mucha frustración.
      5. Cuestioná: ¿Cuál es el sentido lógico de esperar? No séra mejor ir trazando el camino para alcanzar lo que deseamos desde hoy? No se trata de ser impaciente, pero sí de ponerse en marcha y hacer lo que se tenga que hacer para que a mediano o largo plazo haya valido la pena ese esfuerzo. No siempre se trata de llegar de primero, sino de saber llegar. En el momento que tenga que ser, será. 

        No esperemos más, que la vida pasa rápido y de lo que siempre nos vamos a arrepentir es de las cosas que dejamos de hacer. Un abrazo.
        #coaching #wellness #fitwellnow

       

     

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s